HOTELES 5 ESTRELLAS DE LUJO

Porque un hotel de 5 estrellas y como se obtiene la calificación

Todos hemos oído hablar de hoteles de cinco estrellas, pero ¿qué significa realmente que un hotel tenga una calificación de cinco estrellas?

No existe un estándar internacional para clasificar los hoteles, por lo que las clasificaciones de hoteles difieren de un país a otro, y algunos ofrecen clasificaciones de diamantes y otros de estrellas. No obstante, existe un consenso general en el sentido de que los hoteles situados en lo alto de la escala comparten algunas características comunes, tanto en lo que se refiere al producto físico como al servicio. A continuación encontrará una reseña de algunos de los beneficios que usted puede esperar experimentar cuando paga altas tarifas de hotel de lujo para una estancia en un hotel de cinco estrellas.

Estética

En primer lugar, un hotel de 5 estrellas tiene una personalidad inconfundible, y sin importar la ubicación, usted sabrá inmediatamente a su llegada que es una parte integral del destino. Una vez dentro, quedará impresionado y satisfecho con el espacio y sentirá su personalidad en la vibración. Decoración, citas y tratamientos tendrán sentido perfecto y nunca parecerá trucado o que la gestión estaba tratando de ser “lujoso”.

Los sentidos

Un hotel de 5 estrellas tiene que ser más que atractivo. Todo lo que toque; la superficie de la recepción, la llave de la habitación, el tirador de la puerta de su habitación, estarán impecablemente limpios y se sentirán cuidados. El comedor de plata tendrá heft, la porcelana se sentirá equilibrada y delicada, y su vaso de cóctel será el recipiente perfecto para su consumo. La ropa de cama y la toalla acariciarán tu piel, y las comodidades del baño te seducirán. Los aparatos, controles y tecnología funcionarán con una precisión y un propósito inconfundibles.

Calidad del servicio

Un servicio consistente y excepcional es posiblemente el factor diferenciador más importante entre un hotel de cinco estrellas y otros hoteles. Los hoteles de cinco estrellas se caracterizan por contar con personal capacitado para anticiparse cuidadosamente a sus necesidades como huésped y brindar los más altos niveles de servicio personalizado, en cada interacción. Cada miembro del personal es cortés, atento, intuitivo y se complace en deleitarlo con la petición más mundana. Si parece que el personal puede leer su mente, es porque están entrenados para hacerlo.

En segundo lugar, siempre sentirá que el personal está disponible. Las colas (si las hay) serán muy breves, los teléfonos son contestados inmediatamente, e incluso en la capacidad máxima, el servicio permanecerá atento.

Crear un equipo tan motivado que se adhiere totalmente al espíritu del hotel de entrega de servicios consistentes y excepcionales no es una tarea fácil, y es por eso que sólo unos pocos hoteles alcanzan el estatus de cinco estrellas.

Personalización del servicio

Desde el momento en que llegue a un hotel de cinco estrellas, puede esperar que le saluden por su nombre en la recepción, y es probable que esta experiencia continúe durante toda su estancia. Esto se debe a que los hoteles de cinco estrellas hacen todo lo posible para ofrecer un nivel de personalización que no se conoce en otros hoteles. Como huésped en un hotel de cinco estrellas, sus preferencias son rápidamente anotadas, tales como a qué hora del día le gusta tener su habitación preparada o qué peticiones especiales ha hecho en visitas anteriores. No se sorprenda si en su próxima visita a un hotel de cinco estrellas, el personal no sólo recuerda la última vez que lo visitó, sino también cuáles eran sus preferencias culinarias.

Este nivel de personalización y atención al detalle es lo que da a los huéspedes la sensación de ser genuínamente bienvenidos y cuidados, y otra razón por la que los hoteles de cinco estrellas se destacan entre la multitud.

El servicio personalizado en hoteles de 5 estrellas es quizás la clave para diferenciarse de otros hoteles. Escuchando y observando cuidadosamente, el personal te conocerá rápidamente y te hará sentirte especial, sutil y discretamente; no sólo otro huésped. El metre ya sabrá que usted está cenando para una ocasión especial y comenzará la comida con un plato de mouse especial. El encargado de la piscina aparecerá con una toalla fría y beberá. Lo más importante es que estos toques personalizados se sentirán naturales y agradables, su espacio personal nunca será infringido.

Habitaciones, Comedor y Comodidades

Los hoteles 5 estrellas ofrecen una decoración lujosa y muebles cuidadosamente seleccionados con gran atención al detalle. Las habitaciones de huéspedes y suites están decoradas con gusto con muebles de alta calidad y diseño consistente, amplio espacio, amplias camas matrimoniales o king size, ropa de cama premium y productos de baño de lujo. Las habitaciones deben incluir desayuno de cortesía, internet gratuito de alta velocidad, minibar, un menú del servicio de habitaciones que es el mismo que el menú del restaurante y servicio de habitaciones las 24 horas del día.

Los huéspedes que pagan para alojarse en los hoteles de la más alta calidad tienen el derecho de esperar la mejor experiencia gastronómica, y eso es exactamente lo que reciben. Los hoteles de cinco estrellas incluyen un amplio desayuno buffet y una gran variedad de restaurantes y opciones de comedor.

Los huéspedes también pueden contar con acceso gratuito a una amplia gama de servicios recreativos de clase mundial, incluyendo canchas de tenis, servicios de spa, piscinas y centros de acondicionamiento físico las 24 horas del día.

Consistencia

Los hoteles 5 estrellas no sólo lo hacen bien, sino que lo hacen siempre. Desde la forma en que se saluda a los huéspedes hasta la forma en que se prepara la mesa, usted puede esperar el mismo, excelente nivel de entrega de servicio cada vez que visite. El servicio no se descompondrá ni siquiera levemente durante los períodos de máxima actividad o de inactividad.

Muchos hoteles ofrecen habitaciones lujosas, restaurantes finos, hermosos decorados y comodidades de clase mundial, pero lo que distingue al hotel de cinco estrellas del resto es su habilidad para anticiparse a las necesidades de sus huéspedes, y el compromiso inquebrantable de su personal y administración para brindar un servicio personalizado y excepcional – en todo momento.